LA GUÍA DEFINITIVA PARA MEJORAR LA LUMINOSIDAD DE TU PIEL

08-05-2017

CharHadas, comunidad de mamás que comparten experiencias. 

El estrés, la contaminación, la falta de horas de sueño, los factores ambientales y las dietas poco equilibradas son un clásico en nuestro día a día, pero también son los mayores enemigos de nuestra piel. Nos condenan a un piel apagada, cansada y cetrina; sin embargo, está en nuestras manos luchar contra estos enemigos de la luminosidad de la piel y conseguir una piel radiante, solo hay que poner un poco de empeño y seguir esta guía para mejorar la luminosidad de la piel.

  1. Dulces sueños

Aunque el trajín diario de nuestra vida a veces no nos lo permita, es fundamental concienciarnos de la importancia de un buen descanso. Dormir mínimo 8 horas, sin interrupciones no solo es bueno para tu salud, si no que también es decisivo para tener una piel más descansada y luminosa. La falta de sueño se refleja en todo el organismo, pero también en tu piel, así que no busques excusas y proponte dormir como un bebé todos los días.

  1. Vida relajada

Sabemos que es prácticamente un imposible vivir una vida relajada y tranquila, pero debemos poner de nuestra parte para tener el estrés a raya, ya que es uno de los factores que provocan mala circulación y ésta se refleja directamente en el aspecto y la luminosidad de nuestra piel

  1. Sí a los zumos, no al café.

El café, ya que no es muy fácil de digerir, puede provocar que la desintoxicación natural de la piel se altere haciendo que nuestra piel se vea cetrina y opaca. Sin embargo, si conseguimos sustituir el café del desayuno o el de media mañana por unos zumos de frutas naturales aportaremos a nuestro organismo un plus de vitaminas, minerales y líquidos ayudando así al drenaje y a la limpieza del organismo, lo que se traducirá en una piel más sana y mucho más luminosa.

  1. Agua ¡entre horas!

Bien sabido es que no hay nada más recomendable que beber entre dos y tres litros de agua al día, pero quizás lo que aún no sabéis es que es mejor tomarla entre horas, ya que al tomarla sin alimentos se filtra mejor y el efecto depurativo del agua en nuestro organismo se multiplica, lo que hará que nuestra piel tenga un extra de luminosidad y buen aspecto.

  1. Lucha constante contra el sol

Ya sea invierno, verano, haga sol o esté nublado es fundamental salir de casa con la piel protegida con un fotoprotector 50+, los rayos solares son uno de los mayores enemigos de nuestra piel y los mejores aliados del envejecimiento cutáneo. Por eso siempre debemos tener mucha precaución con el sol y así favorecer el buen aspecto de nuestra piel.

  1. Dieta mediterránea

Todo lo que comemos afecta directamente al aspecto y la luminosidad de nuestra piel. La dieta mediterránea es la opción de alimentación perfecta, aporta las suficientes vitaminas y minerales que nuestro organismo necesita, favorece una buena circulación sanguínea y todo eso se refleja directamente en nuestra piel. Come sano y tu piel te lo agradecerá.

  1. Utilizar productos adecuados

Además de todas estas pautas es imprescindible ayudarnos con una buena gama de productos específicos para recuperar la luminosidad de nuestra piel, como puede ser la línea Repavar Revitalizante, una gama específica con la que rejuvenecer el aspecto de tu piel y recuperar su luminosidad.

Recuerda que para obtener mejores resultados debes ser constante siguiendo la rutina diaria de cuidado facial:

  1. Limpia tu rostro: con el Agua Micelar de Repavar, formulada con  POLLUSTOP® (ingrediente antipolución) y agua de Hamamelis, podrás desmaquillarte, eliminar las impurezas de la piel y tonificarla.
  2. Aplica con suaves toquecitos una pequeña cantidad de la Crema de Contorno de Ojos sobre el hueso orbital, desde el exterior al interior.
  3. Para una mayor acción antiedad, usa el Sérum Líneas de Expresión, que con su ingrediente Argiline, consigue relajar los músculos faciales que provocan las arrugas.
  4. Por último, aplica la Crema de Día, con FPS 20 y Pollustop®, que te protegerá de las agresiones externas, y gracias a la Vitamina C, te aportará luminosidad y protección antioxidante durante todo el día.

Por la noche la puedes substituir por la Crema de Noche, que contiene Vitamina C y Ácido Hialurónico, para potenciar la nutrición y la regeneración de la piel.

Y ¡listo!

No olvides esta sencilla guía para preservar la luminosidad de la piel y sigue estos 7 pasos para poder lucir un aspecto radiante con una piel sana, cuidada y ¡luminosa!