¿CÓMO TRATAR LAS ESTRÍAS DURANTE EL EMBARAZO?

¿CÓMO TRATAR LAS ESTRÍAS DURANTE EL EMBARAZO?

05-12-2016

Boticaria Marián García.

Prácticamente a diario en la farmacia hablo con muchas embarazas ofreciéndoles consejo sobre diversos temas y siempre me ha sorprendido la poca relevancia que la mayoría de ellas le concede al tema de las estrías… ¡hasta que aparecen!

Cuando una mañana al salir de la ducha la embarazada descubre con horror las primeras señales en su piel, es cuando en la mayoría de las ocasiones decide acudir a la farmacia buscando una solución. ¿Podemos hacer algo para evitar este susto?

¿Por qué aparecen las estrías en el embarazo?

Principalmente por dos motivos:

  • Físico: Al aumentar el volumen existe mayor tensión en la piel y puede tener lugar la rotura de las fibras dérmicas.
  • Hormonal: Especialmente a partir del segundo trimestre tiene lugar un aumento de hormonas (estrógenos y progestágenos) que disminuyen la producción de proteínas fibrosas de la dermis y por tanto la elasticidad de la piel.

Además, la capacidad de la piel para resistir a la tensión está determinada genéticamente, por lo que existe un componente hereditario importante en la formación de estrías.

¿Cómo detectamos la aparición de una estría?

Previamente a la aparición de la estría, la zona afectada adquiere un color sonrosado y es posible notar una sensación de picor y ardor. Ante estos signos la embarazada debe permanecer alerta porque la estría roja puede estar a punto de aparecer. Se trata de una estría en su fase inicial que aún posee irrigación y sobre la que se debe actuar rápidamente. Una vez que la estría adquiere su característico color blanco es como si hubiera “cicatrizado” y es realmente difícil revertir su aspecto.

¿Cuándo debemos empezar a cuidarnos para prevenir la aparición de las estrías?

Lo primero que debemos saber es que hay que montar guardia frente a las estrías desde el primer momento en que se conoce el embarazo. Existe la creencia errónea de que “hasta que no se nota la barriguita” no es necesario y, sin embargo, es justo lo contrario: cuando aparece la barriguita puede ser ya tarde.

Las cinco claves en la prevención de estrías

1. Alimentación. Es fundamental garantizar el aporte adecuado de:

- Proteínas.
- Vitaminas: en este caso hacemos hincapié en aquellas más relevantes para la piel como la A, C, E y K.
- Ácidos grasos esenciales: En la Conferencia Europea del Consenso sobre la Recomendación de los Ácidos Grasos Polinsaturados para las madres gestantes y lactantes”, los expertos en nutrición, obstetras y neonatólogos, han concluido que la ingesta de DHA diaria debería ser de 200 mg.

2. Hidratación vía oral. Se debe asegurar la hidratación interna de la piel mediante la ingesta de agua. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria sugiere aumentar en 300 ml las recomendaciones generales hacia las mujeres (en torno a los dos litros diarios).

3. Protección solar: Los rayos UVA atraviesan la epidermis y alcanzan la dermis pudiendo alterar la capacidad elástica de la misma. Es muy importante que las embarazadas eviten exponer la piel directamente al sol, así como el uso de un fotoprotector de calidad que combine filtros físicos y químicos.

4. Ejercicio físico: El ejercicio físico contribuye a mejorar la circulación sanguínea, por tanto, todas las embarazadas deberían calzarse las zapatillas y realizar algún tipo de deporte adecuado a sus características.

5. Hidratación vía tópica: Es fundamental que la embarazada adquiera dentro de su rutina habitual la aplicación de una crema o un aceite hidratante durante dos veces al día. Existen algunos activos como el aceite de Rosa mosqueta o la Centella asiática que pueden ser útiles como reparadores, regeneradores y cicatrizantes.

Aunque las clásicas estrías del embarazo aparecen en el abdomen, también es frecuente su aparición en caderas, muslos, glúteos y pecho, por lo que es importante no olvidar aplicar también la crema antiestrías sobre estas zonas.

En resumen…

A pesar de que la genética juega un papel relevante en la aparición de las estrías, son diversos los factores sobre los que podemos intervenir para prevenirlas así que si estás embarazada o crees que podrías estarlo… ¡no pierdas ni un minuto más!

Recuerda que puedes consultar con tu farmacéutico qué productos antiestrías se adapta mejor a tus necesidades y preferencias.