El día a día de mi hijo con piel atópica

26-07-2018

Alicia Moya, autora del blog Alice’s Showroom

 

Recuerdo ese olor tan peculiar a bebé, tan indescriptible, de mi hijo Marcos al nacer. El tacto de su piel suave sobre mi piel y el calor de su diminuto cuerpo, me apremiaba a abrazarlo, a rodearlo con mis brazos con mucha delicadeza, sin poder evitar que una gran sonrisa de pura felicidad se dibujara en mi cara. ¡¡Cómo se agolpan las sensaciones positivas y los sentimientos, cuando tomamos contacto físico con nuestro recién nacido, tan perfecto, tan vulnerable!!

Durante las primeras semanas de vida, apenas le ponía jabón al bañarlo, y en caso de hacerlo utilizaba productos sin olor y especiales para bebé. Había oído que la piel de los bebés no necesita hidratarse, que ponerles cremas siendo tan pequeños no es conveniente, ya que podrían acostumbrarse a necesitar esa hidratación.

Solo cuando empecé a llevarlo a la playa, le ponía crema con protección total, especial para niños, untándolo bien, porque Marcos tiene la piel muy blanca.

Con las temperaturas elevadas del verano Marcos sudaba más y más.  Le salían sequedades y una piel escamosa, sobre todo en las zonas del cuello, en el torso, en los brazos y por detrás de las rodillas. Inconscientemente se rascaba tanto que le salían más.  Fue entonces cuando empecé a sospechar que podría tener la piel atópica.

La pediatra confirmó mi presentimiento tan solo examinándole la piel. Al parecer, la dermatitis atópica es de fácil diagnostico ya que los síntomas son típicos y no precisan un estudio exhaustivo.

La solución fue buscar un tratamiento especial para la hidratación de la piel. La doctora no me recomendó ninguna marca en concreto, pero me dijo que podía encontrar varias en el mercado, que podrían venirle muy bien.

Lo primero que hice fue buscar en internet y encontré tantas noticias y recomendaciones que no supe cual escoger. Parece mentira, pero hay un gran porcentaje de niños que padecen esta dermatitis. El 70% de los afectados llegan a curarse una vez llegan a la pubertad. El otro 30% lo padece toda su vida por lo que deben seguir un tratamiento.

Probé diferentes marcas sin obtener resultados definitivos, Marcos seguía rascándose, cosa inevitable, por otro lado, y más en un niño. Aparecían brotes continuos e incluso más sequedades por todo el cuerpo.

No daba con ninguna crema que le fuera bien. Como me preocupaba bastante porque se rascaba tanto que incluso se hacía heridas, solía comentarlo en las conversaciones con amigas y en diversos círculos, hasta que cierto día alguien me recomendó la marca de Atopic Piel. A partir de ese momento resulta que había más gente que la había utilizado y que me habló muy bien. Así que adquirí varios productos de la marca como son el gel de baño, la crema corporal, oleo ducha Extreme, crema facial,…etc.

Nada más recibir el lote quise probarlo y la primera impresión fue muy positiva, además ninguno de los productos que había probado antes para tal fin, olía tan bien.

Lo bañé con el gel de ducha y después le puse la crema corporal de Atopic Piel. Qué gusto ver cómo la absorbía su  piel y lo hidratada que se quedaba!!

Desde los primeros días noté unos resultados evidentes. Le desapareció la sequedad de las piernas principalmente. Fue tan grande la satisfacción que sentí al ver que por fin algo fuera verdaderamente efectivo que ya no quiero otra marca.

El momento de usar los productos de Atopic Piel se ha convertido en un acto gozoso y habitual en nuestro día a día. Da mucho gusto darle besitos y que huela tan bien. Le acaricio la piel y vuelve a estar tan suavecita que no puedo evitar sonreír mientras lo escribo.

 

Nuestra rutina consta del baño con agua no muy caliente, a una buena temperatura, lo ideal 36 grados. Lavamos el cuerpo con un buen gel hidratante, en nuestro caso, usamos el gel corporal de Atopic Piel. Los baños diarios no solemos hacerlos largos, de unos 15 minutos. Es más que suficiente.

El secado debe ser suave,  a toquecitos con la toalla, para eliminar los restos de agua sin dañar la piel y seguidamente aplicamos la crema corporal de Atopic Piel y esta práctica diaria está haciendo que mi hijo no tenga brotes, por lo que tiene la piel mucho más hidratada y cuidada.

A día de hoy tras probarlo varios meses, he podido comprobar su progresiva eficacia. Estoy inmensamente agradecida de poder decir que el tratamiento con estos productos sí que es efectivo, e invito a que los prueben a todas esas madres que buscan productos de este tipo.

Es muy importante usar ropa fabricada con tejidos naturales como el algodón orgánico, que cuidan la piel, y sobre todo, hidratarla desde el primer momento. Para evitar brotes de picores e irritaciones, aplico diariamente estas cremas que hidraten la piel, y la verdad es que me está funcionando.

A nosotras, las madres preocupadas por la salud de nuestros hijos, nos interesa utilizar aquellos productos que nos ofrezcan confianza y nos garanticen el cuidado de su piel. Desde mi propia experiencia puedo deciros que me siento tranquila y satisfecha con los resultados obtenidos con Atopic Piel.

PRODUCTOS SUGERIDOS