TRATAMIENTO HIDRATANTE DURANTE LOS BROTES DE LA DERMATITIS ATÓPICA

EL ÉXITO DEL TRATAMIENTO HIDRATANTE DURANTE LOS BROTES DE LA DERMATITIS ATÓPICA.

18-11-2016

Dra. Laura Miguel.

Una de las causas más frecuente por la que los bebes y niños de corta edad acuden a la consulta del dermatólogo es por la dermatitis atópica, una enfermedad muy oída por los padres pero que pocos de ellos saben cómo manejarla correctamente. El uso diario de cremas hidratantes corporales es una herramienta fundamental para ayudar a aliviar el picor y mejorar la barrera cutánea cuando la dermatitis está en pleno apogeo así como para evitar que aparezca un nuevo brote, siempre apoyándose en el tratamiento prescrito por el médico.

¿Qué es la dermatitis atópica?

Es una enfermedad que provoca la alteración de la superficie cutánea haciéndola más sensible y vulnerable a infecciones dando lugar a un aspecto seco, descamado e irritado. Suele afectar a los pliegues de los codos, piernas, cara, manos y pies. El intenso picor es el síntoma principal.

¿A quién afecta la dermatitis atópica?

Afecta principalmente a los niños pero puede adquirir un curso crónico y afectar a los adultos, siendo éstas las formas más agresivas y de difícil tratamiento.

¿Cómo se trata?

Existe un arsenal terapéutico de fármacos como son los corticoides y los inhibidores de la calcineurina, que regulan la inmunidad y ayudan a mantener la función barrera de la piel contra infecciones y agentes externos, todos ellos tienen que ser prescritos por un dermatólogo que valore el grado de afectación de cada paciente. A su vez, es necesario proporcionar a la piel un grado de hidratación óptimo para fortalecer la superficie cutánea dañada y evitar la aparición de nuevos brotes.

¿Qué productos podemos utilizar para ayudar a los tratamientos médicos durante los brotes?

Tenemos disponibles productos tópicos que son de gran ayuda y un complemento esencial del tratamiento pautado por el médico durante los periodos de enfermedad, estos son principalmente:

1. Cremas corporales y faciales: son altamente emolientes y actúan sobre las proteínas estructurales y el grosor de la barrera cutánea, recuperando las funciones de la piel y combatiendo los síntomas asociados. No tienen perfumes ni alérgenos que puedan empeorar la enfermedad. Están especialmente diseñadas para para el cuidado diario de la piel atópica en periodos de mayor sensibilidad.

2. Aceites de ducha específicos: especialmente diseñados para la higiene diaria de pieles extremadamente secas. Se componen de aceite linoleico concentrado, aceite de almendras y de salvia.

3. Lociones corporales: tienen una textura más ligera, fácil de aplicar y de rápida absorción. El ácido linoleico concentrado acompañado de un complejo lipídico de aceites esenciales ayudan a reestablecer el grado óptimo de hidratación cutánea. Tienen un efecto calmante ideal para un cuidado diario de la piel.

4. Champús: formulados a base de pantenol, piroctona olamina y ácido linoleico especialmente indicados en cueros cabelludos secos, sensibles y con tendencia atópica. Tiene una acción calmante, antirritante, emoliente y protectora que disminuyen la descamación propia de la dermatitis atópica.

¿Cómo podemos evitar que aparezcan los brotes?

El uso de cremas corporales y faciales con ingredientes activos de acción emoliente, restauradora y protectora frente a metales pesados, cambios de temperatura, polución y daños provocados por la radiación ultravioleta son esenciales para el cuidado diario de la  piel atópica y su uso ayuda a evitar que se desencadenen los brotes.

En resumen…

Debemos saber que los productos tópicos que favorecen la hidratación de la piel son un complemento importantísimo contra esta enfermedad para evitar que la vida del niño se convierta en un infierno ya que los brotes continuos de dermatitis atópica afectan enormemente a la calidad de vida.